Ametropías, Presbicia y Cirugía Refractiva (Laser)

La Ametropía es un defecto ocular que ocasiona un mal enfoque de la imagen sobre la retina, causando mala agudeza visual.

 

Las principales ametropías son: miopía, hipermetropía y astigmatismo, las cuales se corrigen con el uso de lentes o cirugía.

 

En la hipermetropía, la imagen se forma por detrás de la retina, generalmente en ojos pequeños con una longitud antero-posterior menor de 24 mm. No ven bien de lejos ni de cerca.

 

En la miopía, la imagen se forma por delante de la retina, se presenta en ojos cuyo eje antero-posterior es muy grande. Se caracterizan por ver mal de lejos y bien de cerca. La miopía es una enfermedad que puede asociarse a alteraciones de la retina que pueden provocar su desprendimiento, las revisiones frecuentes son necesarias para prevenir el desprendimiento de retina.

El astigmatismo es una anomalía en el ojo que consiste en una curvatura irregular de la córnea, en ésta anomalía la imagen se enfoca en diferentes puntos de la retina (adelante o atrás). Los pacientes no ven bien ni de lejos ni de cerca, y refieren que las imágenes se ven deformadas.

 

La cirugía refractiva con láser es la técnica más utilizada para la corrección de las ametropías antes mencionadas, obteniendo una rehabilitación visual rápida y con esto una mejor calidad de vida. La cirugía se realiza con anestesia local y es ambulatoria.

 

¿Quiénes son candidatos para la cirugía refractiva con láser?

Para saber si el paciente es candidato a la cirugía láser, el paciente es evaluado en el consultorio donde valoramos que tipo de ametropía tiene, que sea estable su defecto refractivo, que su córnea sea sana (esto lo valoramos también con un estudio que se llama Topografía corneal).

TOPOGRAFÍA CORNEAL

CIRUGÍA CON LASER

Presbicia

LENTE TRIFOCAL

La presbicia, que literalmente significa "ojo envejecido", es una condición ocular relacionada a la edad que hace difícil ver las cosas de cerca.

El cristalino es una lente muy importante en el ojo, que cuando se es joven es suave y flexible, permitiendo enfocar objetos lejanos y cercanos.

Después de los 40, el cristalino se hace más rígido por lo que se hace más fácil ver las cosas cercanas. Esta condición normal se denomina PRESBICIA.

La forma de corregir la presbicia es por de lentes correctivas, las cuales pueden ser con lentes aéreos, con lentes de contacto o para aquello quienes son candidatos a través de una cirugía correctiva por medio de lentes intraoculares trifocales.