Retinopatía Diabética

La retinopatía diabética es una complicación de la Diabetes Mellitus dañando los vasos sanguíneos de la retina. Es una de las principales causas de ceguera.

Hay diferentes etapas de la Retinopatía Diabética:

 

-Retinopatía no proliferativa leve

-Retinopatía no proliferativa moderada

-Retinopatía no proliferativa severa

-Retinopatía no proliferativa muy severa

-Retinopatía proliferativa.

 

Todas las personas con Diabetes Mellitus ya sea tipo 1 o 2 corren el riesgo de presentar cualquier tipo de retinopatía diabética, por lo que se deben hacer un examen completo de la vista, con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año, para poder prevenir el progreso de la enfermedad.

La Retinopatía Diabética puede causar disminución de agudeza visual de dos maneras:

 

1.- En la retinopatía proliferativa al desarrollar vasos anormales.

 

2.- Cuando los vasos anormales hacen que llegue líquido por debajo de la mácula, produciendo edema macular.

Tratamiento

 

El tratamiento de la retinopatía diabética depende del grado de la misma y puede ir desde simple observación con consultas periódicas cada 6-8 meses, colocación de láser argón en la retina para quemar los vasos anormales y no dejar que avance la enfermedad, cirugía de vitrectomía, cuanto ya hay sangrado y medicamentos anti-angiogénicos en la presencia de edema macular.

 

Las personas diabéticas deben de tener un control estricto de la glicemia y acudir periódicamente con el oftalmólogo.